Skip to content

A 100 años del nacimiento de Julio Florencio Cortázar

26 agosto, 2014

UNA IDEA

Una idea incandescente se me vino esta mañana
una antorcha que flameaba en lo alto de mi mente
pero sola y sin refuerzos tal vez pierda la batalla
ya librada de hace tiempo por tu brillo y un cobarde

un cobarde que vacila entre el olvido y tras la nada
que vacila tras tus pasos y tu melódica mirada
que se pierde encandilado tras el grito de tus ojos
que se aturde enceguecido tras el brillo de tu nombre

que se esconde tras las letras de algún otro nombre
y aún así no se atreve a gritar de quien se esconde
que hace frente tan valiente a enredadas tempestades
y se escapa como un niño al descubrirse a tu lado

que amanece al medio día y se duerme al despedirte
que susurra tan potente y que grita tan despacio
que camina tan de prisa y con los ojos bien cerrados
sin valor por la cornisa que conduce a tu palacio

Una idea de coraje se me vino esta mañana
de sentarnos frente a frente y quitarme el camuflaje
de soplar mis emociones y transformarlas en palabras
en palabras que te expliquen como cae el agua helada

Una idea tan sublime como tantas que me diste
tan tardía y predecible como tantas he tenido
pero sola y sin refuerzos de valor y otros aliados
ha perdido la batalla
ya es de noche
ya te fuiste.

 

be09459c5d2023802c7d4401f8cdd30c

De todo corazón, gracias

21 agosto, 2014
El pasado 17 de agosto he tenido la dicha de ser nominada a The Versatile Blogger Award por una talentosa compañera de ruta y a través de su blog: http://tinteroypincel.com. Es gratificante recibir tal respaldo de alguien que comparte el mismo amor por las letras; estoy enormemente agradecida por ello. Muchas gracias, María. 
 
Sinceramente, no imaginé llegar hasta aquí. A Dios gracias por todos ustedes.
 
Que en el camino florezcan más y mejores oportunidades para ti, para vosotros, para todos los que soñamos con llegar a ser verdaderos escritores.
 
Les dejo un abrazo enorme;  mis mejores deseos para este día y por el resto de los días.
 
image8
 
 
Nota: Recomendaré otros blogs en una próxima entrada.
 

SOBRE LA POESÍA, JUAN GELMAN

20 agosto, 2014
tags:

ADVENIMIENTO

14 agosto, 2014

Tras las ventanas el vuelo

sobre el celeste tan celeste lienzo;

se salpica en él, atrevidamente libre,

y me invita a ir más lejos.

 

Tras las ventanas el sueño

sobre las sábanas del  firmamento;

se renueva  en la paz del silencio

y me seduce con su misterio.

 

Tras las ventanas ella

sobre lo eterno y elevado;

danza hasta que el sol cae

y me cautiva con sus encantos.

 

Tras las ventanas vuelo y sueño

sobre el paraíso que aún no alcanzo;

ella despliega sus alas a lo lejos

y mantiene mi fe, allí en lo alto.

 

Tras las ventanas el  ave garza

sobre el célico tapiz que me corona;

no me permite olvidar que habrá paz

y que un día su gloria será mi gloria.

 

file6661335388993

Y quién sabe qué traerá la marea…

13 agosto, 2014

Originalmente publicado en Loretta Maio:


Los dos echamos cuentas. Kelly llegó a una conclusión, supongo, que tenía que olvidarme y yo también que la había perdido, porque nunca podría salir de aquella isla, moriría allí totalmente solo. Me pondría enfermo, me haría daño con cualquier cosa. Lo único que podía elegir, lo único que podía controlar era el cómo, el cuándo y dónde iba a pasar, así que fabriqué una cuerda y subí hasta aquella cima para ahorcarme, pero tenia que probarlo… y el peso del tronco rompió la rama del árbol, así que ni siquiera pude matarme como deseaba, no tenía poder sobre nada. Fue entonces cuando una sensación me envolvió como una cálida manta. De algún modo entendí que tenía que sobrevivir como fuera, tenía que seguir respirando aún sin motivo; la lógica me decía que no volvería a ver este lugar de nuevo. Y eso es lo que hice, sobreviví, seguí respirando. Y un…

Ver original 75 palabras más

De repente, sabes…

8 agosto, 2014
tags:
“Cuando te encuentres ante dos opciones y tengas que elegir, simplemente lanza una moneda al aire. Es un truco que siempre funciona. No sólo porque por fuerza te saca de dudas, sino porque en ese breve momento en que la moneda está en el aire, de repente sabes qué cara quieres que salga”.
 
8101135846_564a27518c

Lejos, el edén.

7 agosto, 2014

Siento mis pies amarrados al suelo. Me desborda una sensación de oquedad al contemplar lo que ya no será. Recorro cada espacio y grabo las imágenes en mi retina, junto a cada uno de sus recuerdos. ¿Esto es a lo que tú llamabas el absurdo de la despedida? Es la ineluctable necesidad de decir adiós a aquellas cosas imposibles de soltar. Inevitablemente todo cambia: lo que tuvimos y lo que fue, lo que tendré y lo que será.

Desierta. Así me siento al ver las paredes desnudas, los rincones solitarios, las ventanas sin sus velos y las lámparas grandes no pendiendo del techo. Me llevo sólo lo que no requiere de equipaje. Mucho quedará entre estos benditos muros, como por ejemplo, aquella tenue luz entrando por la ventana grande. Justo frente a ella me sentaba cuando era niña, en una pequeña silla de chapa pintada de rojo, mientras hacía garabatos con lápices de colores.

¿Recuerdas mi árbol favorito? Pocas veces vi un jacarandá tan majestuoso como el que había plantado mi abuelo. Parecía explotar por tantas flores. Sentarse debajo de él era como ocultarse en el cielo. Su ligero perfume lo llevo junto a la alfombra azulina que pinta mi memoria, al igual que el hálito de las tardes de primavera entrando sutil por el balcón del primer piso. Solías unirte a aquella brisa en mis años de adolescente. En aquel entonces, robaste mi primer beso. De nuestras citas conservo algunas flores de ciruelo, entre papeles de seda, y en el libro de poemas que me regalaste cuando cumplí catorce años. Nuestra ternura nos llenó de dicha por un muy largo tiempo; todavía hoy te sigo recordando.

Desde aquel balcón, cada mañana, podía percibir el delicioso aroma a pan que mi abuela cocía en el hornito de barro. Lo colmaba de semillas de girasol tostadas; yo metía mis dedos en la miga, las quitaba una por una y las comía por separado. Mi abuelo cortaba siempre un trozo pequeño de la corteza y lo apoyaba en la ventana de la cocina, en la pared del lado de afuera, donde se reunían los pájaros para recibir su ración diaria.

Aromas, colores, texturas… Se me antoja un café suave, como el que preparaba la nonna: con chocolate rallado por encima de un copo de crema batida. Solía ser una deliciosa rutina para los días más fríos del año y nunca sin la generosa compañía de un exquisito budín de naranja, con cáscaras abrillantadas.

El viento sacude al viejo árbol. De pronto, el aguacero. Cuando niña, una lluvia de sobremanera intensa redujo penosamente el edén. Había aprendido a cuidarlo; era inestimable el verlo florecer, y gratificante el alimentarse de la huerta que cultivábamos. Él siempre me decía “venimos de la tierra y a la tierra vamos; mira qué generosa es”. En ese entonces, no lo comprendía.

Amanece. El sol se muestra tímido, y tiñe la sala con sus amarillos y naranjas. Su tibieza me recuerda a las manos de la abuela cuando amasaba. Me llevo tantos soles, y tantas noches de luna llena… como aquellas en las que compartíamos historias que uno u otro narraba, o escogíamos un libro para leerlo en voz alta. No parece cierto que pronto serán otras las manos que atavíen estas paredes, ocupen los rincones y vistan las ventanas. Tal vez cocinen pan en el viejo horno y recojan de la huerta sus frutos. Serán otros los que disfruten la brisa y la luz, el canto del grillo, el jacarandá y su perfume. Quizás, alguien reciba en el balcón dulces promesas. Qué grato sería que además lean muchos libros y relaten amables historias; porque este nido tiene alma y sabe de cuentos, canciones y poesías.

Es hora. De lo inevitable y absurdo… como tú decías. No es posible subsistir sin un cúmulo de despedidas. Son tantos los lugares de los que partimos, es tanta la gente, son tantos los sueños. Partimos aún de nosotros mismos; nacemos para luego partir. Quien nunca dijo adiós, jamás ha vivido.

 

5

Miradas para Pensar

Temas de lo Social y de Negocios

La noche no tan negra como el hombre

Refugio de poemas, cuentos, fotografías y alguna que otra mentira.

A.D. Martin

writing - novels - film - television - video games - other stuff

La Audacia de Aquiles

El Mundo Visible es Sólo un Pretexto

A los pies de la letra

Algo de lo que leo. Algo de lo que escribo.

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.

Cody McCullough Writes:

A Man and His Words

Contando Versos

Víctor García. Poesía - Prosa - Fotillos

Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

Gorrion de Asfalto

Literatura, Teatro, Poesía y Viajes

P.C.I.N.P.

Por un mundo de: Pensamientos Con Inspiración Natural y Positiva.

Mi mundo literario

Las creaciones literarias bilingües de Helena Sauras

Tintero y pincel

Mis dibujos, mis comentarios e impresiones

Mis letras y palabras eternas

Un recreo del mundo; un oasis donde las palabras forman espejismos y figuras donde el pincel es nuestra imaginacion

Amalaidea

Ama la idea o a mala idea, como tú prefieras

Demiannicolas's Blog

A fine WordPress.com site

El Blog de Arena

Lo que hoy tenga en mente. Mañana no sé.

Con lo puesto... y sin adornos!

Just another WordPress.com site

Árbol en tierras Salvajes

Todos Buscamos respuestas, yo tengo algunas y quiero compartirlas contigo