En las nubes van…

1523044_10202632045343825_1967109505_o

Fin de semana otra vez. El año ya casi termina (no lo puedo creer); ha sido intenso, por lo menos para mí. Me he detenido un momento a pensar en la dicha de haberme encontrado con todos ustedes. Gocé con sus escritos; me han hecho reír, estremecer, llorar, reflexionar… Más de una vez me han hecho sentir valiosa. Dicen que a las palabras se las lleva el viento; no estoy de acuerdo, no siempre es así, pues cosas buenas he experimentado a través de la compañía virtual que he recibido en este medio; estoy satisfecha y muy agradecida.

Fin de semana pero debo seguir trabajando, aunque no sin una pausa que me permita hacerles llegar un cálido saludo y el deseo de unos días colmados de bienestar. En las nubes van… en esas que les sirven de techo; en las blancas, en las grises, en las rosadas. Si miran hacia el cielo encontrarán una, para cada uno en particular; en ellas van mi saludo, mi deseo y un abrazo sincero.

Espero pronto volver a leerlos.

Con cariño: Loretta.

PD: No he olvidado las entradas que adeudo a mis compañeros de letras que han tenido la gentileza de nominarme a diferentes premios. Les pido disculpas por la demora. Espero, en breve, cumplir con todos los requerimientos.

LOS DESAHUCIADOS

Felipe había nacido con dos pies izquierdos.  No podía decidir cómo afrontar cada día. En un viaje de esos, en los que el Metro se satura de cuerpos, halló a un hombre con ambos pies derechos. Coincidieron con la mirada. Horas después, en un bar y café de por medio, se hallaron dispuestos a obtener lo que deseaban.

La cirugía resultó todo un éxito. Sin embargo, ante la impotencia de no saber cómo utilizar un pie derecho y otro izquierdo, ni Felipe ni Demetrio  pudieron  nunca-jamás dar un solo paso.

1253621437608_f

TIEMPO SIN TIEMPO, Benedetti

Preciso tiempo necesito ese tiempo
que otros dejan abandonado
porque les sobra o ya no saben
que hacer con él
tiempo
en blanco
en rojo
en verde
hasta en castaño oscuro
no me importa el color
cándido tiempo
que yo no puedo abrir
y cerrar
como una puerta 
tiempo para mirar un árbol un farol
para andar por el filo del descanso
para pensar qué bien hoy es invierno
para morir un poco
y nacer enseguida
y para darme cuenta
y para darme cuerda
preciso tiempo el necesario para
chapotear unas horas en la vida
y para investigar por qué estoy triste
y acostumbrarme a mi esqueleto antiguo
tiempo para esconderme
en el canto de un gallo
y para reaparecer
en un relincho
y para estar al día
para estar a la noche
tiempo sin recato y sin reloj
vale decir preciso
o sea necesito
digamos me hace falta
tiempo sin tiempo.
e64d0f18d9e140d78990c00ee1eba63c
 
 

MUERTOS DE HAMBRE

“¿Te has preguntado alguna vez qué sería del mundo sin artistas? Piénsalo, y si después de pensarlo tu cabeza no te da ninguna conclusión, acude al corazón y a ver qué pasa. En estos tiempos que vivimos más que nunca necesitamos la belleza, el arte. Ahora que cada vez estamos más deshumanizados, que la economía asfixia, que el tiempo se cuenta por horas de oficinas, que es más fácil escribir un mensaje por el móvil que mirarnos a los ojos, ahora son imprescindibles esos muertos de hambre.”

Una primavera a pura lluvia

Estimados amigos, qué alegría poder escribirles. Pido disculpas por mi ausencia, por no haber respondido a sus comentarios y por no haberlos visitado en estos últimos días. Estoy bastante liada (como dicen mis amigos, los españoles), con mucho trabajo y con mi computadora en refacción, motivo por el cual no tengo la posibilidad de ingresar al blog como acostumbro hacerlo -les estoy escribiendo desde una vieja netbook- Agradezco a aquellos que han ingresado para dejar sus comentarios y saludos; es grato sentirse acompañado. Agradezco además a quienes han comenzado a seguir a Loretta Maio; espero se sientan a gusto al leer sus letras; a gusto, como en casa.

Les cuento que aquí, en Argentina, los días han sido fatales. Hace poco hemos tenido una sensación térmica de 40 grados… sí, 40, y apenas ha comenzado la primavera. Luego de ello, no ha cesado de llover por días (no hemos vuelto a ver el sol). Hay gente inundada, han perdido sus casas y todo lo que tenían; los ríos se han desbordado, hay zonas imposibles de transitar… y sigue cayendo agua a baldazos. Además de ello las temperaturas oscilan entre los 12 y 16 grados, sin embargo se pronostican unos 28 para el fin de semana.

(Se busca un poco de sol para el día de hoy. Dadores, por favor, comunicarse a través de esta entrada. Muchas gracias).

Espero, de corazón, que todos ustedes se encuentren bien.

Cambiando de tema, para ponerle algo de color a esta entrada, los invito a conocer mi página laboral; el blog lo tengo desactualizado pero la de Facebook se halla al día:

https://www.facebook.com/pages/Qu%C3%A9leregalocom/157774914244616

http://queleregalopuntocomblog.wordpress.com/

Agradezco nuevamente la compañía y la calidez recibida a través de sus palabras. Espero en breve poder actualizar el blog de Loretta.

Me despido con un abrazo enorme, y les deseo una semana próspera y productiva.

Gracias por estar.

3da6e72d462e5da446ef0341755edf71

Gracias a la vida, de Violeta Parra

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me dió dos luceros que, cuando los abro,
perfecto distingo lo negro del blanco,
y en el alto cielo su fondo estrellado,
y en las multitudes el hombre que yo amo.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado el oído, que en todo su ancho
graba noche y día, grillos y canarios;
martillos, turbinas, chubascos
y la voz tan tierna de mi enamorado.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado el sonido y el abecedario,
con él las palabras que pienso y declaro:
madre, amigo, hermano y luz, alumbrando
la ruta del alma del que estoy amando.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado la marcha de mis pies cansados;
con ellos anduve ciudades y charcos,
playas  y desiertos, montañas y llanos,
y la casa tuya, tu calle y tu patio.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me dió el corazón, que agita su marco
cuando miro el fruto del cerebro humano,
cuando miro el bueno tan lejos del malo,
cuando miro el fondo de tus ojos claros.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto.
Me ha dado la risa y me ha dado ell llanto;
así yo distingo dicha de quebranto,
los dos materiales que forman mi canto
y el canto de ustedes, que es el mismo canto,
y el canto de todos, que es mi propio canto.

Gracias a la vida…

Una sabia y conocida anécdota dice que…

Originalmente publicado en Loretta Maio:

En una ocasión, un sultán soñó que había perdido todos los dientes. Después de despertar, mandó llamar a un adivino para que interpretase su sueño. ¡Qué desgracia mi señor! -exclamó el adivino- Cada diente caído representa la pérdida de un pariente de vuestra majestad. ¡Qué insolencia! -gritó el sultán enfurecido- ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡¡Fuera de aquí!! Llamó a su guardia y ordenó que le dieran cien latigazos. Más tarde ordenó que le trajesen a otro adivino y le contó lo que había soñado. Éste, después de escuchar al sultán con atención, le dijo: ¡Excelso señor! Gran felicidad os ha sido reservada. El sueño significa que sobreviviréis a todos vuestros parientes. El semblante del sultán se iluminó y con una gran sonrisa ordenó que le dieran cien monedas de oro al segundo adivino. Cuando éste salía del palacio, uno de los cortesanos le dijo admirado: ¡No es…

Ver original 150 palabras más